• CASP

¿Qué sucede en nosotros cuando somos agradecidos?


El ser agradecido es una decisión de vida. Es una actitud que si es constantemente practicada, se convierte en una de las virtudes más gratas, valiosa y constructiva en un ser humano. Ser agradecidos provoca cambios químicos en nuestro cerebro, al generar endorfinas ayudas a tu cuerpo a estar sano. Está comprobado que al igual que reírse,  los pensamientos positivos que se generan con la expresión de gratitud hacia uno mismo o hacia los demás, provocan que se eleve el nivel de oxígeno de los tejidos y que se aumente el suministro de sangre al corazón.


Cuando se es agradecido, se logra ver las cosas desde otra perspectiva y  genera emociones positivas que te hacen sentir bien contigo mismo y con los demás.

Pareciera que suceden milagros,  alrededor suceden cosas buenas en la vida. La energía buena atrae personas y cosas buenas.  Entre más des más recibes.



Apreciar conscientemente lo que ya tenemos es la mejor forma de encaminarse a la realización personal.  Cuando eres agradecido tu mente se enfoca en lo que tienes, no en lo que crees que te hace falta.  Nada es poco o pequeño para agradecer.

La gente feliz entiende que todo lo que tiene en la vida es un regalo, y  ¿qué se hace cuando alguien te da un regalo?,  …pues dar gracias por ello.

Esta actitud y visión ante la vida ayuda a enfrentar las situaciones cotidianas, entre ellas el estrés que es tan dañino para nuestro bienestar.

El ser agradecido provoca relaciones más sanas.  A las personas nos gusta estar con quienes expresan gratitud a la vida y a sus semejantes.  Siempre existe algo por lo cual poder estar agradecido.

Un buen ejercicio es empezar todos los días a anotar 5 razones por las cuales dar gracias.  Te vas a sorprender la infinidad de motivos que vas a ir encontrando a lo largo de los días. Agradece cada bendición recibida, un nuevo día para comenzar, continuar, reparar o disfrutar,  el amor de tu familia, tu trabajo, el techo en el que vives, tus alimentos diarios, etc., etc., etc.  ¡Practícalo y hazlo hábito!

No olvides que para atraer abundancia en tu vida primero hay que ser agradecido.


Artículo cortesía de www.mujervidaymas.mx