• Casp

Qué es y cómo se forma el autoconcepto


¿Alguna vez has pensado en la imagen que tienes de ti mismo? ¿Cómo piensas que eres? Esta reflexión es extremadamente importante en la vida de una persona ya que define su autoestima y su visión de la vida. Es necesario que las personas sean conscientes de sus virtudes y sus defectos para saber exactamente cuál es su imagen.


¿Qué es el autoconcepto?


El autoconcepto es la imagen o pensamiento que tenemos de nosotros mismos. Esta imagen se desarrolla de varias maneras pero está estrechamente relacionada por las interacciones con las personas más importantes de nuestras vidas. Pero la imagen que tenemos de nosotros mismos puede cambiar con el tiempo.


Por tanto, el término ‘autoconcepto’ es un término general que se utiliza para referirse a cómo alguien piensa, evalúa o se percibe a sí mismo. Es necesario tener esta conciencia de uno mismo porque significa que entonces se tiene concepto de uno. El autoconcepto es un término importante para la psicología social y humanista.



¿Cómo se forma el autoconcepto?


Una persona considera su percepción teniendo en cuenta el comportamiento, las habilidades y las características únicas como individuo. Es la imagen mental que tiene una persona sobre sí mismo. Puede pensar cosas como ‘soy un buen amigo’, ‘soy buena persona’, etc. El autoconcepto tiende a ser más maleable cuando las personas son más jóvenes y todavía están en proceso de autodescubrimiento y de formación de la identidad.


A medida que las personas envejecen, las autopercepciones se vuelven mucho más detalladas y organizadas ya que las personas forman una mejor idea de quiénes son y qué es importante para ellos en la vida. El yo individual se refiere a los atributos y rasgos de personalidad que nos diferencias de los demás (introvertido, extrovertido, tímido, etc). El yo relacional se define por las relaciones con otras personas significativas para uno mismo. Y el yo colectivo refleja nuestra pertenencia a grupos sociales. Y es una combinación de todos estos ‘yo’ lo que formarán el auto concepto de una persona.


Hay 6 dominios específicos relacionados en la formación del autoconcepto:

  • Social: capacidad de interactuar con los demás

  • Competencia: capacidad de satisfacer las necesidades básicas

  • Afecto: conciencia de los estados emocionales

  • Físico: sentimientos sobre apariencia, salud, estado físico y apariencia general

  • Académico: éxito o fracaso en lo académico

  • Familia: cómo se está dentro del núcleo familiar



Para el psicólogo humanista Carl Rogers, había tres partes importantes que forman y conforman el autoconcepto:


- Autoimagen o cómo te ves a ti mismo. Esta imagen no necesariamente debe coincidir con la realidad.


- Autoestima o cuánto te valoras a ti mismo. Hay una serie de factores que afectan a la autoestima (cómo nos comparamos con los demás o cómo éstos nos responden). Si nos responden positivamente a nuestro comportamiento, la autoestima se desarrolla de forma positiva.


- Yo ideal o cómo desearías ser. La forma en que nos vemos a nosotros mismos y cómo nos gustaría ser no coincide del todo.


Diferencia entre autoconcepto y autoestima


El autoconcepto o autoimagen es la suma total de todo el conocimiento e información que tienes sobre ti mismo. Esto incluye cosas tan importantes como tu género, tu nombre, la personalidad, la apariencia física, los gustos, las creencias, los valores, tu historia social, la educación recibida, la familia, los logros, las habilidades, los talentos, etc.


Tu autoconcepto también incluye el pensamiento futuro y pasado sobre ti mismo, quién eras y quién serás. El pensamiento proviene de ti pero también de lo que los demás piensan de ti. Aunque con una buena autoestima lo que los demás piensen de ti puede que no te afecte demasiado.


El autoconcepto responde la pregunta: ¿Quién soy yo? Incluye información sobre ti, que solo tú conoces. Como lo que realmente sientes por algo (a pesar de lo que haces o dices) y cuáles son tus intenciones cuando haces algo. Nadie más puede saber esto más que tú.


La autoestima es si crees que todas estas cosas suman algo bueno, malo, digno o indigno en tu persona. Es cómo te calificas a ti mismo. Es como una autoevaluación.


La autoestima responde a la pregunta: ¿soy lo suficientemente bueno? Cuando sabes que quien eres es más grande que solo el conjunto de ideas que tienes sobre ti, comienzas a ver que puedes cambiar estas ideas. Puedes cambiar ideas (y acciones) que pueden provocar una baja autoestima, en ideas (y acciones) que fortalecen la autoestima. Cuando alineas tus acciones, pensamientos y emociones, tu autoestima crece aún más.


Ejercicios para mejorar el autoconcepto


- Crea una lista de 10 cosas que te gustan de ti


Si tienes una mala imagen de ti mismo es difícil que te des cuenta de los atributos positivos que tienes. No hay ninguna persona que sea 100% buena o mala. Es necesario que te centres en tus atributos positivos para mejorar tu auto concepto. Si te sientes perdido, puedes contestar a estas preguntas:


  • ¿Qué me gusta de quién soy?

  • ¿Qué características tengo que sean positivas?

  • ¿Cuáles son algunos de mis logros? ¿Qué cualidades me permitieron lograr estas cosas?

  • ¿Cuáles son algunos desafíos que he superado? ¿Qué cualidades tengo que me permitieron superar estos desafíos?

  • ¿Cuáles son algunas habilidades o talentos que tengo?

  • ¿Qué dicen los demás que les gusta de mí?

  • ¿Quién es alguien a quien admiro? ¿Qué atributos tienen? ¿Cuál de esos atributos también tengo?

  • ¿Cómo me describiría alguien que se preocupa por mí?


Tomado de:

https://www.recursosdeautoayuda.com/autoconcepto/