• Casp

¿Cuál es el origen de la atención plena o Mindfulness?


Si creías que el origen de la atención plena era algo nuevo, lamento decirte que no es así. Lo cierto es que se ha vuelvo muy popular en las últimas décadas y cada vez con más frecuencia escuchamos de los beneficios de esta práctica.



¿Qué es atención plena?

La atención plena o Mindfulness tiene muchos significados, por ejemplo, atención plena es: estar completamente consciente y presente en el momento.


Sin embargo, el significado que personalmente me gusta utilizar es el de Jon Kabat-Zinn: “Prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar”.


Prestar atención de manera intencional nos permite aprender a relacionarnos de manera directa con todo aquello que está ocurriendo en nuestra vida. En otras palabras, nos permite experimentar cada evento en nuestra vida y aceptarlo sin juzgar.



El origen

El mindfulness o la atención plena es una práctica que tiene sus orígenes en más de 2500 años. La práctica de la atención plena puede confundirse con prácticas religiosas, sobre todo con el hinduismo y el budismo.

La atención plena o mindfulness sí tiene sus orígenes en religiones antiguas como: el hinduismo, el budismo, el cristianismo y el islam.


  • Atención plena e hinduismo

En antiguas escrituras del hinduismo se han hallado referencias a prácticas como la contemplación o la aceptación. Componentes claves en la práctica de la atención plena en la actualidad.

  • Atención plena y budismo

Buda hace 2500 años en uno de sus discursos después de la iluminación incentivaba la práctica de “vivir un momento a un momento los acontecimientos presentes”.

Esta práctica se inició a llevar a cabo todas las tareas diarias como: caminar, sentarse, comer, trabajar, etc.

  • Atención plena y el cristianismo e islam

Aunque se puede observar puntualmente una práctica de atención consciente en el hinduismo y budismo. Lo cierto es que en el cristianismos y en el islam también hay componentes de atención plena.

En el cristianismo se habla de: estar consciente del ‘Espíritu Santo’ en “Practicar la presencia de Dios”.

En el islam se practica una conciencia continua de Allah. Un núcleo puro.



De la antigüedad a la modernidad

La atención plena fue introducida recientemente en los años 70’s por Jon Kabat-Zinn, un médico que llevo a cabo diversos estudios con maestros budistas. Fundó el Center for Mindfulness en la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachusetts en donde sus programas son orientados en la práctica de la atención plena.


Jack Kornfield, Sharon Salzberg y Joseph Goldstein en 1975, fundaron la Sociedad de Meditación Insight (IMS).

Desde entonces la práctica de la atención plena o mindfulness ha ganado una popularidad, sobre todo después de años de investigación en donde los resultados de la práctica son científicamente comprobados en diferentes contextos.



Beneficios de la atención plena

Se han llevado a cabo a cabo múltiples estudios sobre los beneficios de la atención plena en diversos ámbitos de la vida.

  1. Reduce el estrés. Según la investigación publicada en 2013 en la revista Health Psychology, la atención plena no sólo está asociada con sentirse menos estresado, está también vinculada a una disminución de los niveles de la hormona del estrés.

  2. Mejora el rendimiento. Investigadores de la Universidad de California, Santa Barbara encontraron que las personas que se ejercitaron en el mindfulness demostraron un mayor rendimiento en el razonamiento verbal, así como mejoras en su memoria de trabajo.

  3. Cambia el cerebro protegiéndolo de enfermedades mentales. Investigadores de la Universidad de Oregón encontraron que la meditación puede dar lugar a cambios en el cerebro que a su vez pueden protegernos de enfermedades mentales.

  4. Previene las recaídas de las personas con problemas de adicción . Según el Centro para el Estudio de la Salud y las Conductas de Riesgo de la Universidad de Washington en Seattle. “Un programa terapéutico con meditación mindfulness es superior en el largo plazo que los enfoques tradicionales para prevenir las recaídas con el alcohol y las drogas.”

  5. Es efectivo en el tratamiento de los trastornos obsesivos compulsivos. Según los estudios del psiquiatra e investigador Jeffrey M. Schwartz, confirman la efectividad de la meditación basada en la plena para tratar el trastorno obsesivo-compulsivo.

  6. Ayuda a dormir mejor. Un estudio de la Universidad de Utah encontró que el entrenamiento de la atención plena no sólo puede ayudar a un mejor control de las emociones y estados de ánimo, sino que también puede ayudar a dormir mejor por la noche.

  7. Previene las recaídas de las personas con problemas de adicción. Según el Centro para el Estudio de la Salud y las Conductas de Riesgo de la Universidad de Washington en Seattle. Un programa terapéutico con meditación mindfulness es superior en el largo plazo que los enfoques tradicionales para prevenir las recaídas con el alcohol y las drogas.

  8. Ayuda a que los procesos de cáncer sean un poco menos estresantes . Investigaciones del Centro Brind Jefferson-Myrna de Medicina Integrativa muestra que la atención plena (junto a la terapia de arte) puede reducir con éxito los síntomas de estrés en las mujeres con cáncer de mama.

  9. Mejora nuestra salud mental de manera generalizada. Centro Nacional de El NIH para Medicina Complementaria y Alternativa publicó un estudio en el que en las imágenes de resonancia magnética 2 semanas antes y después de las prácticas de meditación mindfulness. Muestra hallazgos que pueden representar mejoras significativas asociadas al mindfulness en la salud mental »

  10. Nos hace mejores personas. El mindfulness no solo ayuda a uno mismo, también podría beneficiar a las personas con las que se interactúa al hacernos más compasivos, según un estudio publicado por investigadores de la Northeastern y Harvard en la revista Psychological Science.