• Casp

Aquí y Ahora


A todas mis compañeras y compañeros del grupo de Kundalini Yoga y a todas las personas que, aunque no practiquen yoga, siguen haciendo este trabajo común: amarse y cuidarse a sí mismos y al otro.


¡Vas muy bien, sigue así!


Estas haciendo en la cotidianidad lo que hacemos en el tapete de yoga, unir cuerpo, mente y espíritu, buscamos que el mundo encuentre amor y sanación. Nuestra actitud es espiritual, devota y austera.


  • Tienes muy presente la intención de lo que estamos haciendo, Cuidarnos unos a otros. Cada media hora lava tus manos.

  • La postura (Asana) que hay que mantener es: “Quédate en casa”. Ya encontraste tu ritmo, ¡Mantente!. Ya tienes una rutina, un horario, continua y si es necesario ajusta tiempos. Trata de estar lo más cómodo(a) en casa, (en la postura), trata de mantener tu equilibrio y la paz en esta postura (en casa).

  • Estas siguiendo con amor las instrucciones que conoces: cada mañana respiras profundo y sientes el aliento de Dios en ti.

  • Confía, sin temores, ni inseguridades, tus huesos y músculos te mantienen aquí bien plantada(o).

  • Continuas en tu día a día, con tus actividades, sin juicio: observándote con atención, escuchando tu cuerpo y respetando sus necesidades de alimento, de ejercicio, estiramiento y relajación.

  • Sobre todo, buscas un estado de contentamiento y creatividad, te mantienes en la vibración divina, sonríes, cantas, bailas, oras, y buscas energía vital en todo lo que ves, escuchas, comes y sientes.

  • Atiendes a tu mente y procuras calmar el ruido que llega a ti por diferentes medios.

  • Sientes la energía del sol, aunque no salgas a la calle, tu voluntad te mantiene sana(o).

  • -Tu corazón esta abierto a dar y recibir en la justa medida a ti mismo y al otro.

  • Meditas en movimiento, escuchas, continúa concentrada(o) en tu respiración, mantén tu garganta húmeda bebe constantemente agua.

  • Lo haces excelente continua. Sigue escuchando la voz de Dios en ti, ( tu intuición). Póstrate ante la sabiduría infinita. Póstrate ante ese Dios que vive dentro de ti, así como tu eres. Bendícete a ti misma(o), bendice a los seres que amas, envía luz y bendiciones a tu familia, a tu comunidad, a tu alcaldía, a tu ciudad, a tu país, a nuestro México y a todo el mundo. Envía luz y bendiciones a los héroes que están luchando en los hospitales por mantenernos sanos y a los que están trabajando por encontrar la cura para el Covid 19.



“Que el eterno sol te ilumine, el amor te rodee y tu luz pura interior guíe tu camino”.


Sat Nam (la verdad es mi identidad)



*Por: Alma